viernes, 28 de agosto de 2015

Probando el 439 de la colección Mirror de Carlo di Roma

¡Buenos días!

Puff, esta opinión la debería haber escrito hace meses, pero entre unas cosas y otras, se me fue pasando y no os la traigo hasta hoy. Se trata de mi opinión sobre uno de los esmaltes que me mandaron desde la marca Carlo di Roma, a la venta en bazares y pequeños comercios. Desde allí, me mandaron varios esmaltes, pertenecientes en su mayoría a la Luxe Collection (podéis ver aquí manicuras con todos ellos), pero todavía me quedan por reseñar dos, uno de la gama Mirror y otro de la Sparkling Diamond.

Y bueno, no me enrollo más y paso a hablaros del esmalte, que es en concreto el número 439, un azulito con reflejos plateados preciosos.


¿Qué me ha parecido?

- Textura: Tiene una textura tirando a espesa, aunque no es para nada difícil de trabajar.
- Cobertura: En la foto llevo una capa, y ya cubría la uña perfectamente. De todos modos, nunca viene mal poner otra.
- Secado: El tiempo de secado del esmalte fue normal. A los pocos minutos realicé una estampación y el esmalte no sufrió ningún desperfecto.
- Efecto: Queda con un efecto metalizado muy bonito y, como podéis ver en la imagen, se notan los reflejos plateados que también se aprecian en el bote.
- Precio: No sé el precio exacto, pero no creo que cuesten más de dos euros.
- Cantidad: 11ml.
- Duración: Después de 6 días con el esmalte algunas uñas siguen intactas y otras no, pero respecto a esto debería hacer otra entrada porque en el tiempo que lo he llevado (con top coat además y sabéis que nunca lo uso) he estado haciendo pedicuras, pegatinas caseras y las uñas han estado en contacto constante con la acetona... De todos modos, en condiciones normales los esmaltes de esta marca me suelen durar bien unos 4- 5 días.
- Caducidad: Caduca a los 18 meses, aunque esto es un dato que tampoco tiene mucha importancia porque si cuidamos bien el esmalte puede durar mucho tiempo más.
- Estampación: Hice una pequeña prueba y, aunque por el color del tampón cueste verlo un poco, el color es ideal para realizar estampaciones (intentaré hacer una manicura con este esmalte donde lo use para este fin).


Y esto es todo por hoy. ¿Tenéis algún esmalte de esta marca/ colección? ¿Qué os parecen?

¡Nos vemos en la próxima entrada! ¡Besos!

martes, 25 de agosto de 2015

Manicura romántica con la placa BP-73 de Born Pretty Store

¡Buenos días!

Después de bastante tiempo sin enseñaros mis uñas, hoy os traigo una manicura delicada gracias a una de las placas que me enviaron desde Born Pretty Store podéis ver el resto de productos que me mandaron aquí). La placa en cuestión es la BP-73 y si algo puedo decir de ella es que es una placa romántica. Compuesta por ochos diseños, de los que siete son rosas (tanto con diseños para toda la uña como individuales), es una placa preciosa que creo que toda amante del nail art y de las manicuras delicadas debe tener. Esta placa, además, vale tanto como para estampaciones clásicas como para realizar pegatinas caseras, lo que la hace muy versátil.

Pero no me enrollo más y pasamos a la manicura y al diseño que elegí para hacerla:


Como podéis ver, he utilizado el diseño marcado en rojo. Para mi gusto, es un diseño delicado, que puede quedar precioso tanto estampado directamente como haciendo una pegatina casera.

Sin duda, seguiré experimentando con manicuras hechas con este diseño (y con los demás, por supuesto), porque la verdad que el color de base que usé no me terminó de convencer (usé el Pearly Diadem de los Changing Mettal Effect de Astor).

Para terminar esta entrada, os cuento que esta placa tiene un precio normal de 2,99$, aunque a veces la podéis encontrar rebajada a 1,99$ o incluso menos, así que yo creo que si os gusta y, sobre todo si la veis en oferta, tenéis que aprovechar y haceros con ella.

De todos modos, si la impaciencia llama a vuestra puerta y no podéis esperar a encontrar esta u otras placas rebajadas (o cualquier producto al que le tengáis echado el ojo), recordad que podéis obtener un 10% de descuento en vuestras compras usando el código NPSQ10.

Y esto es todo por hoy. Nos vemos el viernes con una nueva entrada. ¡Besos!

viernes, 21 de agosto de 2015

II Colaboración con Born Pretty Store

¡Buenos días!

Después de unos cuantos días sin publicar, vuelvo a la carga gracias a Born Pretty Store, ya que el miércoles recibí en casa los artículos de nail art para nuestra segunda colaboración (podéis ver lo que escogí la primera vez aquí).

¿Queréis ver qué cositas elegí? Pues allá vamos ^^


Como podéis ver, la mayor parte de las cosas son dedicadas al mundo de la estampación, aunque también ha habido hueco para unas decoraciones muy cañeras. Pero tranquilas, que paso a contaros más en detalle sobre las cosas:

- Placa de estampación BP - L003. Estuve dando una vuelta por la sección de placas y, después de ver la infinidad de modelos que tienen, me decidí por esta placa rectangular con diseños circulares o geométricos. Me pareció que puede venir muy bien para hacer montones de pegatinas caseras con muchos de sus diseños o simplemente, estampaciones muy bonitas con los demás diseños. Esta placa tiene un precio de 5,99$, aunque en muchas ocasiones podéis encontrar diversos artículos de oferta y conseguirlos algo más económicos.

- Tachuelas cónicas plateadas. En la web también podéis encontrarlas en dorado y en cada paquete vienen 10 unidades. Estaba deseando tenerlas para hacer la recreación de una de las manicuras de Demi Lovato para el Reto Lovatic (si todavía no conoces el reto, tienes toda la información en esta entrada). Cuestan solo 0,99$.

- Estampador doble. Tenia ganas de probar un estampador de la página y me decidí por este rosa tan bonito, que además es de doble cara, así que viene perfecto para hacer pegatinas caseras o para agilizar las estampaciones. Está de oferta a 3,99$.

- Y por último, pero no me menos importante, pedí la placa redonda BP - 73. Esta placa la sacaron uno o dos días después de escoger los artículos para mi primera colaboración y, cuando la vi, me enamoré a primera vista, así que la tenía que pedir sí o sí. Tiene diseños florales (de rosas) y tiene un precio de 2,99$.

Como siempre, os iré haciendo reseñas de todos los productos de forma individual a lo largo de estas próximas semanas, así que no os las perdáis.

Os recuerdo también que, con el código NPSQ10 podéis obtener un 10% de descuento en vuestras compras en Born Pretty Store (excepto en productos ya rebajados).

Cuando 10 personas hayan usado este código habrá sorpresa en el blog ^^

¡Nos vemos el martes con una nueva entrada! ¡Besos!

sábado, 8 de agosto de 2015

Lo que Demi Lovato significa para mí y mi opinión sobre el #CCMELovers

Buenas tardes;

Muchas de vosotras habéis visto a lo largo del año y medio que tengo el blog que durante este tiempo siempre ha habido una figura muy presente: la de Demi Lovato. Como sabéis, en octubre viene a España y se está organizando un "concurso" para conocerla...

A mí Demi no me ha salvado la vida. Mi vida (como vosotro/as la vuestra) la hemos salvado día a día gracias a nosotro/as mismos. Desde mis 16 años esta chica ha estado presente en mi vida y, por supuesto que, en cierta manera me ha ayudado, porque sin duda, es una chica muy sensata que ha sabido reconducir su vida y, a través de su experiencia, ayudar a los demás a convivir mejor con sí mismos (y sin caer en frivolidades).

A raíz de esto me podréis preguntar (ya que no cumplo el cliché de que Demi ha salvado mi vida) qué significa Demi para mí y os lo voy a contar.

Si yo admiro a Demi, es simplemente porque es humana y personifica que no todo lo que te venden como un sueño perfecto es así. Lo que vemos en televisión no es más que una mera ilusión y donde pensábamos que había una chica fuerte, una chica normal, con los típicos problemas de la adolescencia, había una chica débil, una chica con problemas, una chica real. Una chica con que la que podemos empatizar, ya que bajo esa capa de superficialidad que conlleva la fama hay alguien, alguien que quería salir.

Realmente, en esta chica, desde el minuto 1 de Camp Rock, se veía algo en sus ojos (y no lo digo por decir, sino porque es cierto que se ve). Se veía tristeza (y con el paso del tiempo hemos visto que el personaje tenía más de algo en común con ella)... Pero como os digo, nos dejamos obnubilar por lo bonito que es el mundo Disney, la fama, y no nos paramos a pensar (hasta que la gente, como le pasó a ella, no puede más) que tal vez su vida no sea tan de color de rosa. Como bien decía Demi en Stay Strong, su vida desde que salió en Camp Rock fue "película, disco, serie, gira, película, disco, serie, gira...". Te conviertes en esa persona a al que todo el mundo admira, como al que todo el mundo quiere ser... Hasta que no pudo más...

Por suerte, no acabó siendo un juguete roto, aunque para mí siempre será más auténtica (al menos musicalmente hablando) aquella Demi de 15- 16 años que componía todas las canciones de sus CDs. Aquella que se atrevía a contar cosas (que por desgracia no veíamos) en sus letras... Aquella que dejaba salir sus emociones en cada concierto... Aquella niña que tenía miedo de hablar y perder todo lo que tanto le había costado tener... Su carrera. Porque si algo le sobra a esta chica es talento y personalidad. Y si algo me cansa es que la gente tenga prejuicios sobre gente como ella solo por haber salido de una factoría como Disney... Aunque claramente, de esto tiene mucha culpa la propia compañía por intentar explotar a parte de sus estrellas cuando no todas tienen el talento necesario para dedicarse a según qué cosas (pero esto es un tema a parte que me daría para otro post).

Es por cosas como esta por las que me fastidia que, tras tantos años esperándola en nuestro país, se hagan las cosas así. Mal. Yo no os voy a decir ni mucho menos que tendríais que haberla conocido en 2008 para ser mejores fans (porque por edad y mil cosas es imposible que todos estuviésemos pegados a la tele en ese momento). Da igual el tiempo que la sigas. Lo que me molesta es que, desde una marca tan importante como es Coca Cola, jueguen así con las ilusiones de la gente. No por tener más RT eres mejor fan, pero lógicamente, colocar un hashtag en la lista de tendencias es una publicidad muy suculenta y, por supuesto, gratis para ellos.

Pero lo peor no es que sea gratis para ellos, porque al fin y al cabo, nadie nos está obligando a participar. Lo peor son los malos rollos, los amiguismos, los RT por RT (cuando todos sabemos perfectamente que si nos conviene luego podemos despojar a unos cuantos del RT que le hemos dado para ganar nosotros mismos).

Es decir, que desde la compañía del compartir y de la felicidad, se está fomentando el más puro egoísmo (por supuesto no en todas las personas) y la mendicidad de tuits (con la consabida rentabilidad para ellos).

Sinceramente, esta chapuza era lo último que necesitábamos (no creo que nadie de nosotros prefiera este sistema de participación para conocer a Demi habiendo otros métodos más sanos).

Para terminar este post, no os voy a decir que le deis RT a mi tuit (aunque por supuesto, os lo agradeceré eternamente si lo hacéis), sino que os invito a participar en el #RetoLovatic, un reto de manicuras y maquillajes inspirados que organicé con mucha (mucha, mucha) ilusión con Lidia, del blog y canal de Youtube Todo por un sueño, en cuando supe que Demi pisaría España después de tanto tiempo.


Os mentiría de verdad si os dijese que no me encantaría conocerla, porque como veis, participo en el concurso, pero como también veis, estoy totalmente en contra de estas cosas, que seguro que a la propia Demi ni le gustarían, por lo chabacano del asunto.

¡Besos y qué ganen los mejores!

jueves, 6 de agosto de 2015

Mi "experiencia" en el Velero Essie : Volumen 2

Buenas tardes;

Ayer pudisteis ver una entrada en la que relaté la penosa experiencia que vivimos mi acompañante y yo en el famoso Velero de Essie (puedes verla en este enlace) y, dos días después de tal suceso y de investigar un poco, he encontrado algunas cosas que han aumentado mi hastío y que también creo conveniente contar.

Ojo, porque con esto no quiero decir que la marca hiciese ni vaya a hacer lo mismo en todos los puertos (he visto algunas fotos en las que el asunto parecía tal y cómo se prometía), pero mi experiencia en Alicante no tuvo nada, pero nada bueno.


Volviendo al tema de nuevo, os hablé de que no nos sacaron a navegar con la excusa del viento y también comentaba que mientras nos tenían ahí aburridas y hastiadas una de las chicas habló de que luego venía un grupo de BLOGGERS. Pues bien, ayer hurgando por IG encontré a una de las chicas que se supone (por la hora a la que había sido sacada la foto aproximadamente - la vi sobre las 14:30 horas de la tarde y hacía 21 horas que había sido subida) que es una de esas BLOGGERS que fue en el siguiente turno al mío, correspondiente a una franja horaria entre las 16:20 - 17:00 horas. Pues como podéis ver en la foto de la chica, que es de una web de moda (no os voy a decir la página ni el nombre de la chica, pero si buscáis en IG las publicaciones con el hashtag #VeleroEssie sabréis de quién os hablo).

No tengo nada en contra de esta chica ni de ninguna, pero por supuesto en las fotos de las que hablo no hay ni un enlace donde nos hable de su experiencia (ni por supuesto una foto donde se vea la manicura de cerca). El único post referente al velero data de una semana atrás, con lo cual vemos que se trata de la típica promoción pura y dura y mientras unas disfrutan por tener X estatus, las de a pie nos "jodemos" un poco.

Quiero recalcar que el hecho de no haber navegado no me habría importado en absoluto si luego no hubiese pasado esto que os acabo de decir, porque considero que mi acompañante y yo también teníamos derecho a disfrutar de esa experiencia (que para eso me presenté al concurso y tuve la suerte de ganarlo).

Y ahora vamos al segundo punto: la "manicura", que como bien visteis ayer, podría haber sido hecha por una niña de tres años. Pues bien, esta mañana, poniendo de nuevo un comentario sobre mi experiencia en Twitter me he topado de nuevo con el hashtag #VeleroEssie , y dentro del hashtag, con una foto de la chica que hacía las "manicuras". Y nada, ya de primeras es modelo (que no tengo nada en contra de las modelos pero si vas a hacer manicuras pues necesitas una manicurista y si vas a despiezar una vaca, pues necesitarás una carnicera y así con todo).

Bueno, pues en este punto muchas me podréis decir que tampoco sois manicuristas y hacéis unas uñas preciosas, cosa que no os discuto (porque no hace falta tener un título para pintar bien unas uñas), pero es que esto que veréis a continuación era una manicura para la chica (tampoco os digo el nombre porque no quiero hacer un escarnio público cuando toda la culpa no la tiene ella, sino la marca por no contratar profesionales de la materia para todos sus puertos).



Pues esto señores era una manicura para la chica. Una capa de base mal echada y otra capa de esmalte peor aplicada aún (como veis, huecos sin pintar, se salía por todos lados, no te limpiaba por donde se salía, no te preparaba la uña, ¡NADA DE NADA!). Vamos, que al final lo de menos acaba siendo que tenga un título y conocimientos en el tema (porque no sé qué es peor, si que los tenga o no).

Es decir, que fui a vivir, como bien recalcan desde Essie, una experiencia maravillosa (para la que encima embarqué a mi pobre amiga que se quedó flipando también) con manicuras y cócteles a bordo de un velero surcando los mares.

Vamos, todo muy bonito pero, en nuestro caso, un despropósito enorme desde el minuto 0 hasta el 30.

¡Besos!

miércoles, 5 de agosto de 2015

Mi "experiencia" en el Velero Essie

Buenos días;

Ayer llegué algo quemadita a casa, y no precisamente por el sol que coronó en Alicante durante todo el día y a donde fui expresamente con una amiga para, lo que se supone iba a ser el disfrute del Velero Essie, que como seguro que muchas sabéis está recorriendo cada día diferentes puertos del Mediterráneo.


Estoy segura de que no todo el mundo tendrá quejas sobre este acontecimiento, pero creo (en nombre de mi amiga y mío) que tengo que exponer en este, mi rincón, lo que sentimos tras acabar la media hora de "experiencia" (porque igual que me habría encantado contar que todo fue maravilloso, cuento que no lo fue), porque de verdad que no hubo nada que nos hiciese haber sentido que hubiese merecido la pena ir. Pero, antes de seguir, empecemos por el principio.

  • El día 24 de julio me llega un mensaje a la pestaña de promociones de Gmail. Lo abro y veo que trata sobre el Velero Essie, un velero con el que la marca recorrerá durante varios días algunos puertos del Mediterráneo para promocionar la nueva colección de esmaltes de verano. El mensaje decía lo siguiente: "Sólo por formar parte del essie lovers club, te damos la oportunidad de inscribirte para subir a nuestro velero, ser parte de la flota y conseguir una experiencia VIP. Manicuras muy veraniegas y cocktails refrescantes te esperan". El caso, es que me pareció un plan bastante interesante, ya que nunca he navegado en velero y me hacía bastante ilusión vivir algo nuevo, así que lo comenté a unas amigas de Esmaltando con Ñ que son de la zona, por si querían ir y nos veíamos. Estuvimos hablando toda la tarde y al final me comentaron que no podían, así que se lo comenté a otra amiga mía, ya que a pesar de que el correo de la promoción me llegó esa misma mañana, el concurso empezó el 22 de julio y terminaba a las 23:59 horas de esa misma noche (cosa que no me hizo mucha gracia, para ser sincera). Cuando mi amiga me dijo que me acompañaba, mandé mi elección de día y ciudad y mi correspondiente comentario original (indispensable para poder ser una de las 15 afortunadas en disfrutar del paseo en el velero) al mail de Essie.
  • Ya pensando que no había tenido suerte (porque según las bases el mismo día 24 se decían las ganadoras, porque además el día 25 ya salía un velero desde Barcelona, lo cual también se me hacía rarito en su día por la hora a la que he comentado que acababa el concurso), llegó el día 27 de julio y, toda ilusionada, vi que había sido una de las afortunadas. El mail decía lo siguiente: "¡Un verano a todo color! La semana pasada te inscribiste para subir al velero en Alicante, y poder disfrutar de un cocktail y una manicura a bordo. Has sido una de las 15 afortunadas en conseguir esta experiencia. ¡Muchas felicidades! Para ello tienes que contactar con nuestra compañera Ana y acordar con ella la hora de tu cita. Después sólo tienes que acudir con tu acompañante al Club Hot Beach en el Centro Comercial Panoramis, en el Puerto. Allí identifícate con tu e-mail, diciendo que eres una de las 15 ganadoras del Essie Lovers Club. ¡Y a partir de ahí... a disfrutar! Esperamos que te guste la experiencia en el velero y que pases un día inolvidable. ¡Un abrazo lleno de color!". No os podéis imaginar lo mucho que me alegré, porque parecía un plan perfecto.
  • Tras una semana, recibo la llamada de Ana para escoger la hora de la cita (porque cuando la llamé al enterarme de que era una de las ganadoras me dijeron que se pondrían ellos en contacto uno o dos días antes). Y bueno, por fin llega el momento de ir a Alicante (era sitio que nos pillaba más cerca de todos los que incluía la promoción) para disfrutar de nuestra experiencia". Salimos de casa a las ocho, porque por delante nos esperan unos 150 km, dos autobuses distintos y dos horitas de viaje, pero como el plan nos entusiasmaba, ahí que íbamos más contentas que unas castañuelas a vivir un día para recordar. Llegamos sobre las 10 a Alicante, así que pasamos el día recorriendo un poco la ciudad hasta que llega la hora de nuestra cita. Ya en el Club Hot Beach (por cierto, os aviso, por si me leéis, de que cuando pinché en el enlace de la página del club desde mi correo empezaron a saltarme avisos del antivirus) trato de identificarme (y digo trato porque me preguntaron mi nombre y ni tiempo tuve de responder) y nos recibe Laura, que nos dice si yo era la ganadora (así como "tú ser humana 1") y si mi amiga era la acompañante ("humana 2"). Y con esas (sin preguntar mi mail ni cerciorase bien de mis datos), Laura (que a pesar de lo que pueda parecer era muy maja) nos acompaña en un barquito que nos llevaba a otra parte del puerto, que era donde estaba el Velero Essie. Por el camino, nos comenta que lo pasaremos muy bien, que lo disfrutemos y que hace buen tiempo e iremos bien en el barco, que no se nota mucho el vaivén del mar y que si nos mareábamos o cualquier cosa, lo dijésemos que se volvía sin problemas (porque decía que a algunas chicas les había pasado y tal). ¡Como os podéis imaginar, en ese momento nuestra ilusión era máxima, porque estábamos a un paso de montar en el velero, navegar (ya que ese era el principal atractivo de nuestro viaje) y disfrutar de una buena manicura a bordo!
  • Pero conforme las ilusiones suben... bajan... Laura nos deja en el velero, donde había dos chicas y dos chicos. Y bien, sin encender el motor ni nada, porque según una de las chicas hacía viento y así no se podía ir (llamemos viento a lo que era una ligera y apacible brisa, pero como no entiendo de barcos, dejemos este punto en neutro por el momento), la otra chica se pone a hacerme la manicura, tras mi elección del color... Y bueno... Dicen que una imagen vale más que mil palabras (aunque esas mil palabras vendrán después y al final tendréis más fotos de la manicura).

Pues bien, en Essie llaman manicura a pintar las uñas mal y corriendo. Pero os cuento con más detalle. Como os decía arriba, te daban a elegir el color (había algunos de la nueva colección y otros de otras colecciones), así que escogí el Peach side babe (yo iba con intenciones claras de coger el Chillato, pero no lo tenían) y ahí empezó el despropósito. Mientras me decía que mis uñas estaban muy bien cuidadas, la chica empezó a aplicar una capa de base, pero la aplicaba de forma totalmente chapucera. A pegotes, sin cuidar bien las pinceladas... En cuanto acabó con la base, cogió el esmalte de color y más de lo mismo... Como ya podéis ver en la foto, bordes sin pintar, se salía de las uñas (en la uña del meñique se puede ver un poco de pintura en la piel). Y ahí dices tú para tus adentros que ahora te echará una segunda capa y que por lo menos te limpiará un poco los bordes y todas esas cosas, pero no... Solo se limitó a mojar un algodón en acetona y rozarme con él una sola cutícula... Y con eso y un bizcocho, ya le tocaba a mi amiga a la que por supuesto, más de lo mismo (sus uñas son pequeñitas, así que en algunas había más esmalte fuera que dentro de ellas). Para que no parezca todo malo, diré que la chica era agradable (nos iba dando conversación sobre si nos gustaban los esmaltes, que si tus uñas cual, si las tuyas tal, si un limadito te vendría bien...), pero como manicurista dejaba mucho que desear...
  • Tras el momento manicura (más zumito de naranja para mí, más vaso de agua para mi amiga, más cuatro golosinas), empezaron a vivirse los momentos de pensar que el barco no navegaba ni porque hacía aire ni porque no hacía, sino porque en ese momento no les convenía... Y os explico... Una vez pasado el momento de fervor "manicuril" y las fotitos que la otra chica echaba para que luego todas las experiencias parezcan maravillosas en la web de Essie (estoy segura de que mi cara no refleja en esas fotos nada maravilloso) ya empezábamos a sobrar, así que pasado el momento "foto aquí y foto allá, coge el cojín de Essie, coge el cojín, y el velero sin navegar, qué diversión, qué diversión", la chica de las fotos (e inseparable del móvil) recibe una llamadita de la tal Ana y suelta un comentario, EL COMENTARIO, de que Ana iba a llegar en un rato con el grupo de BLOGGERS (yo en ningún momento dije que lo fuese, pero tampoco entro en esa categoría). En ese momento, como comprenderéis atas todos los cabos y piensas que tú estás ahí amargada, en un velero parado, con una manicura penosa, para nada, mientras que en un rato, vendrán las invitadas (con todos mis respetos hacia ellas, porque no tengo nada en su contra) a las que les darán su paseo y les pintarán las uñas supongo que con un poco más de decencia (y si no lo fue así tranquilas, que no veréis las manicuras en sus blogs).
  • Pues bien, en ese momento ya estaba yo bastante irritada, porque la chica aseguraba que el barco ya venía a por nosotras, así que mientras, para aliviar tensiones (supongamos) se puso a preguntarnos si eramos de Alicante y le dijimos lo que había, que no, que veníamos desde el quinto pino para VIVIR LA EXPERIENCIA DEL VELERO. En ese momento, para alterar más mi ya alterado yo interior, se acerca uno de los chicos de la tripulación y enciende el motor (supongamos que cuando alguien enciende el motor es porque se puede navegar, porque como digo, el mar estaba en calma y no hacía un viento para nada fuerte) y le pregunta a la chica si en el barquito venía más gente y tal (porque claro, te prometen navegar y tal), a lo que la chica le contesta (con una mirada asesina) que no, que nosotras ya nos íbamos y que no sabía si la famosa Ana llega sola o no en el barco. Aquí ya si hilamos un poco y pensamos mal, acertamos. Y como era de esperar, Ana llegó sola, así que con esas, nos tuvimos que montar de nuevo en el barco que nos llevaba al puerto de nuevo y adiós. Al bajar, Ana y la chica de las fotos se fueron por su lado y mi amiga y yo por otro (porque sinceramente estábamos un poco flipando ante el asunto), hasta que se nos acercó la chica fotos a decirnos que esperaba que lo hubiésemos pasado bien y tal (Sí, vamos, de maravilla). A parte de eso, nada más, ni un "perdonad que no haya navegado, ya lo sentimos (además estando en el velero solté que nos habría hecho ilusión navegar y ni caso), igual si os pasáis un poco más tarde se puede salir, porque es una pena tantos km para nada...". ¡Nada de nada!
  • Y diréis, bueno, pues si hacía viento o no, o lo que fuese, no saldría nadie después... Tras eso, nos fuimos del puerto y volvimos unos 10 minutos después y... ¡Sorpresa!. El barco no estaba atracado. Más tarde, una amiga tenía también su turno (junto a dos chicas que parece que por la mañana no pudieron montar o algo así y las habían reubicado, cosa que a nosotras ni sugerirnos) y ¡Sorpresa!, también navegaron, sobra decir que con las mismas condiciones de viento que habían habido dos horas antes.

Como veis, en definitiva, para mí y mi amiga fue una experiencia penosa, porque después de ver que se podía navegar no nos sentimos muy bien atendidas y el otro punto fuerte que era la manicura, fue todo un despropósito (ni limpiar las uñas, ni limar... como digo, se limitaron solo a pintar las uñas y encima mal).

Sinceramente y después de esto, no volveré a participar más en ningún concurso de Essie, porque me ha terminado de quedar claro como son sus acciones de márketing, así que me limitaré a disfrutar de buenas experiencias de verdad, como las que viví por ejemplo en Flormar (donde una vez disfrute de una sesión de maquillaje perfecta con Isa, del blog Amigas Make Up, de la que descubrí que tenía ese blog un mes después o así de la sesión y por casualidad) o una verdadera manicura con productos Mavala en Perfumerías Arenal (la podéis ver en esta entrada). Experiencias totalmente gratuitas también, pero satisfactorias, porque si haces algo gratis como marca, es porque quieres, así que por lo menos, hazlo bien y no solo para tener cuatro fotos llenas de alegría (cuando a saber cuántas chicas se quedaron sin navegar también).

Por último, os dejo un último comentario sobre la "experiencia", y fue una curiosidad en la elección de los esmaltes y es que, en vez de tener una serie de esmaltes nuevos de los que tú eliges uno y luego te lo llevabas a casa, no. Tú podías elegir uno y luego llevarte otro distinto, con lo cual otra persona podría llevarse luego ese esmalte ya usado (de hecho cuando mi amiga se puso a elegir le quisieron endosar descaradamente uno que parecía más usado que otro) en vez de uno nuevo que es como debería ser.

Antes de despedirme por hoy, os dejo con más fotos de la "manicura" (y es una pena, porque están hechas varias horas después de llegar a casa y algún trozo de pintura de los de las cutículas seguro que saltó por el camino).





Espero de verdad que muchas de vosotras disfrutaseis de la experiencia, pero a mí el penoso rato que pasamos mi amiga y yo no me lo hace olvidar nadie.

Y nada, después de este tocho reivindicativo (porque juro que acabé muy, pero que muy hastiada) me despido por hoy. ¡Nos vemos en la próxima entrada! ¡Besos!

martes, 4 de agosto de 2015

Everything about the Lovatic Challenge ( #RetoLovatic)

Good morning everyone!


Today, I present you a nail art and make-up challenge. It’s called Reto Lovatic, and it's organized by Lidia (from the blog and Youtube Channel Todo por un sueño) and me, Raquel.


At this challenge, the key is to recreate a Demi Lovato make-up and her manicures (you can see some of Demi’s recreated by me here) following the next rules for every week:


- 1st week (from 09/20 to 09/26: Musical. This week are valid any nail art desings and any make-up Demi had in musical shows, videoclips. Definitely, a moment where her music was present.


- 2nd week (from 09/27 to 10/03): TV. Any manicure or/ and make-up you’ve seen on any TV program, film, serie, TV commercial…


- 3rd week (from 10/04 to 10/10): Red carpet. Manicures or make-up Demi worn on the red carpet of any event.


- 4th week (from 10/11 to 10/17): Magazine. Make-up or/ and manicures from magazines covers, photo shoots…

This is it! Obviously, you can participate with manicures, make-up, or both. And of course, don’t worry because we have many examples of manis and make-up in our Instagram profiles (@LifeOfLidia and @RompiendoLosEsmaltes ).


Finally, you can follow our Facebook page, Reto Lovatic, to be informed about everything related to the challenge.

I hope you like it and participate! Kisses!

sábado, 1 de agosto de 2015

Reto Simpsons - Quinta semana

¡Hola a todo/as!

Hoy vengo con la última manicura para el reto que organizamos desde Esmaltando con Ñ. Para esta ocasión, toca hacer una manicura que nos recuerde a Bart Simpson, el revoltoso y pasota de la familia Simpsons.


Como siempre, barajé varias opciones, pero como siempre, no me veo capaz de hacerlas y me daba mucha pereza hacer lo mismo que con las manicuras de Marge, Maggie y Lisa, así que, con la ayuda de un reto que ha organizado Paola de Besitos de la suerte con otra chica, se me encendió la bombilla, y aquí tenéis mi manicura.



Como veis he pintado las uñas de negro y las he matificado para dar el efecto pizarra. Después, he realizado una estampación para recrear los castigos de Bart, en los que lo obligan a escribir mil veces en la pizarra una frase, jaja. Y bueno, el diseño de la placa traía corazones por medio, así que imaginemos que ese día estaba enamorado o quería hacerle la pelota a la Señorita Krabappel, jaja.

Y esto ha sido todo por el reto. Aunque al principio no me llamaba la atención participar porque no soy muy fan de la serie he de decir que al final me ha encantado hacerlo :)

Os dejo con las propuestas de las demás participantes. ¡Besos!